Explorando la prehistoria: descubre el tesoro de la cueva de Altamira en Cantabria

La cueva de Altamira: un tesoro prehistórico en Cantabria

Ubicada en el municipio de Santillana del Mar, en la hermosa comunidad autónoma de Cantabria, se encuentra la famosa cueva de Altamira. Con una antigüedad de más de 36,000 años, esta cueva es uno de los mayores tesoros prehistóricos de España y del mundo.

**Introducción a la cueva de Altamira**

Descubierta en 1868 por un cazador de la zona, la cueva de Altamira ha sido una fuente de fascinación y estudio para arqueólogos y científicos durante décadas. En 1985 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y desde entonces ha sido un lugar de peregrinación para el turismo cultural.

**Ubicación de la cueva y pueblos cercanos para visitar**

Santillana del Mar, uno de los pueblos más bonitos de España, es el municipio más cercano a la cueva de Altamira, a solo 2 kilómetros de distancia. Otros pueblos cercanos que también merecen una visita son Comillas, con su famosa Universidad Pontificia y San Vicente de la Barquera, un encantador pueblo pesquero con impresionantes vistas al mar Cantábrico.

**¿Qué hace especial a la cueva de Altamira?**

La cueva de Altamira es conocida por sus excepcionales pinturas rupestres de bisontes, ciervos y otros animales, que fueron realizadas por los antiguos habitantes de la zona durante la época del Paleolítico superior. Lo que hace especial a estas pinturas es la técnica utilizada, que combina el color rojo de la arcilla con el negro del carbón vegetal para crear una sensación de tridimensionalidad en las figuras.

**Formaciones geológicas en la cueva de Altamira**

Además de sus impresionantes pinturas, la cueva de Altamira también alberga un gran número de formaciones geológicas, como estalactitas, estalagmitas, columnas y concreciones, que se han formado a lo largo de miles de años debido a la acción del agua sobre la roca caliza. Algunas de estas formaciones son consideradas auténticas obras de arte de la naturaleza, como la famosa «cabra de Altamira», una estalagmita en forma de cabra que parece estar recostada en la roca.

**Datos históricos y curiosidades**

Además de las pinturas y formaciones geológicas, la cueva de Altamira también ha sido escenario de importantes hallazgos arqueológicos, como herramientas de piedra y huesos de animales prehistóricos, que han ayudado a los expertos a entender mejor cómo vivían nuestros antepasados en la antigüedad. Además, se cree que la cueva pudo ser utilizada como lugar de culto o santuario para los habitantes de la zona.

Un dato curioso sobre la cueva de Altamira es que durante muchos años se puso en duda la autenticidad de las pinturas, ya que se creía que eran demasiado elaboradas para haber sido creadas por seres humanos tan antiguos. Sin embargo, en 1902, se confirmó su autenticidad y se convirtieron en uno de los mayores tesoros de la Prehistoria.

**En conclusión, visitar la cueva de Altamira es una experiencia única e impresionante que nos permite adentrarnos en la vida de nuestros ancestros de la Edad de Piedra y apreciar la belleza de sus pinturas y formaciones geológicas. Sin duda, un lugar imperdible para los amantes de la historia y la naturaleza.**


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *