Explora la belleza subterránea de la Costa del Sol: La cueva de Nerja

La cueva de Nerja: una maravilla geológica en la Costa del Sol

La cueva de Nerja, ubicada en la provincia de Málaga, es una de las cuevas más impresionantes y visitadas de España. Situada en el municipio de Nerja, en plena Costa del Sol, esta cueva es una parada obligatoria para los amantes de la naturaleza, la historia y la geología.

**Ubicación y pueblos cercanos**

La cueva de Nerja se encuentra a tan solo 3 kilómetros del centro de Nerja, en la comarca de la Axarquía. Además, se encuentra cerca de otros pueblos y ciudades costeras como Frigiliana, Torrox y Málaga, por lo que se puede combinar una visita a la cueva con un recorrido por estos encantadores lugares.

**¿Qué hace especial a esta cueva?**

La cueva de Nerja fue descubierta en 1959 por un grupo de jóvenes, que quedaron fascinados por la belleza de su interior. Desde entonces, se ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos de la Costa del Sol y en un referente en el mundo de la espeleología.

Además de su gran tamaño -cuenta con más de 4 kilómetros de longitud-, lo que hace especial a esta cueva es su increíble variedad de formaciones geológicas. Estalactitas, estalagmitas, columnas y otras formaciones rocosas decoran las paredes y el techo de la cueva, creando un espectáculo natural de luz y color.

**Formaciones geológicas en la cueva**

La cueva de Nerja se divide en tres salas principales: la Sala de los Fantasmas, la Sala de las Cascadas y la Sala del Cataclismo. Cada una de estas salas alberga diferentes tipos de formaciones geológicas.

En la Sala de los Fantasmas destacan las estalactitas y las estalagmitas, algunas de ellas con formas caprichosas que pueden recordar a diferentes figuras. En la Sala de las Cascadas, como su nombre indica, las formaciones se asemejan a cascadas de piedra. Y en la Sala del Cataclismo, se pueden ver columnas y formas extrañas, fruto de los movimientos sísmicos que dieron lugar a la cueva.

**Dato histórico y curiosidades**

Además de su valor geológico, la cueva de Nerja también tiene un gran valor histórico. Se han encontrado en su interior restos arqueológicos que datan de la Prehistoria, lo que la convierte en un verdadero museo natural y cultural.

Pero sin duda, una de las curiosidades más llamativas de esta cueva es que en su interior hay un auditorio natural, conocido como «la Catedral». En este espacio se celebran conciertos de música clásica y otros eventos culturales, convirtiendo a la cueva de Nerja en uno de los escenarios más originales del país.

**En resumen**

La cueva de Nerja es un destino imprescindible para todo aquel que visite la Costa del Sol. Su impresionante tamaño, sus formaciones geológicas únicas y su valor histórico y cultural la convierten en un lugar fascinante. Y la posibilidad de disfrutar de eventos en su interior la hace aún más interesante. Sin duda, una verdadera maravilla natural que no te puedes perder.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *